top of page

¿Cómo motivar a mi hijo para hacer tareas?

Actualizado: 12 may


Te ha pasado que mientras esperas a tu hijo en la parada del bus, repasas mentalmente la agenda de la tarde y al hacer el recuento de las actividades te das cuenta que será una tarde corrida… Almorzar, lavarse los dientes, cambiarse, preparar las cosas para ir al karate, baile o natación, llegar apresurados a la clase, volver porque el tutor nos espera para el refuerzo. Antes de que llegue la hora de cenar habrá que terminar las tareas, si no es que tenemos la larga discusión de siempre porque el pequeño se niega a hacerlas y con seguridad tendremos una comida molestos antes de ir a la cama con regaños y amenazas. ¿Te parece familiar?


Según la psicóloga Rosa Jové, los niños de hoy están expuestos a tantas horas de actividades como los adultos a su jornada laboral. Al hablar con un niño promedio sobre su tarde al salir del colegio, la mayoría enumeran una larga lista de actividades vespertinas que realizan con rigurosos horarios que les dejan poco tiempo para jugar y ser niños. Muy pocos comentan tener tardes libres para disfrutar de las áreas verdes de sus viviendas o de los muchos juguetes que tienen en sus habitaciones.


Los padres de hoy buscamos que nuestros hijos sean sobresalientes y en ese afán buscamos explorar las diferentes ofertas de entretenimiento que las academias artísticas y deportivas ofrecen. En principio este propósito es admirable y beneficioso, pero si hacemos el recuento de las horas que nuestros hijos pasan fuera de casa y lo relacionamos con algunas de sus reacciones podríamos entenderlas mejor.


Pensemos un poco en nosotros mismos, como adultos, ¿qué nos sucede al estar agobiados de pendientes y proyectos en el trabajo o en casa? ¿tenemos el mismo humor y energía? Definitivamente que no, al estar sobrepasados por la lista interminable de cosas por hacer que con frecuencia nos acompaña, nos sentimos irritables, cansados, desmotivados y queremos posponer el sentarnos a darle seguimiento a la famosa lista. Si trasladamos esta experiencia a nuestros hijos, podemos ver que el exceso de actividades extra curriculares no siempre tienen una consecuencia positiva en su humor y actitud hacia las tareas.


¿Cómo gestionamos el cansancio en nuestros hijos?

Seguramente has pensado que la solución es hacer todo lo posible por acostarlos temprano y que con eso será suficiente. Aunque es una muy buena opción también es necesario hacer algunos cambios en la rutina como los que te sugerimos a continuación:

  1. Evalúa cuántas actividades tiene tu hijo en la tarde. Es importante que tenga tardes libres para estar en casa, disfrutar de sus juguetes, tomar una siesta y hacer tareas sin presiones de tiempo.

  2. Establezca un propósito al iniciar el año sobre lo que quieres lograr con la actividad extracurricular que elegirán. Lo ideal es mantener este propósito durante más de un año para adquirir habilidades básicas en esta actividad y evaluar juntos si se sigue con esta actividad o quiere probar algo diferente.

  3. Enseña a tu hijo a organizar su tarde en casa con un horario en el que integres el tiempo libre para jugar.

  4. Aprovecha las opciones virtuales para realizar actividades desde casa, con esto eliminarás el tiempo de traslado y podrá utilizarse como tiempo libre en casa.


¿Por qué mi hijo se resiste a hacer las tareas en casa?

Existen muchas razones para esta resistencia que con frecuencia nos mantiene en una guerra que diariamente enfrenta a padres e hijos (más detalle en el artículo: "Hijos sin ganas de estudiar"). Es importante que descartes como primer punto el cansancio y que reajustes el horario vespertino para eliminar la razón número uno de rechazo: el cansancio por exceso de actividades.


Otras cuestiones que puedes evaluar son:

  • ¿Mi hijo tiene claro que espero de él?

  • ¿Estoy dando a mi hijo herramientas suficientes para resolver sus tareas?

  • ¿Hay alguna materia que mi hijo está rechazando o es una situación general?

  • ¿He hablado con mi hijo sobre lo que le molesta de las tareas?

  • ¿He utilizado alguna estrategia para cambiar su actitud hacia las tareas?

  • ¿Por qué mi hijo piensa que las tareas no son importantes?

  • ¿Sabe mi hijo que sucederá si sigue sin entregar las tareas?

  • ¿He involucrado a mi hijo para establecer una rutina de tareas?

  • ¿Sabe tu hijo a dónde dirigirse si la tarea le parece muy difícil?

Algunas de estas preguntas te invitan a pensar sobre la forma en la que tu hijo ve la situación, ya que muy pocas veces hablamos de éstas con el fin de escucharle. Generalmente son cuestionamientos que lanzamos cuando estamos furiosos y cansados de que se repita la misma situación. Para encontrar soluciones necesitamos llegar a acuerdos que convenzan a las dos partes y solamente lo lograremos hablando sin discutir en un espacio de calma. Si quieres saber más acerca de cómo apoyar a tu hijo te dejamos la guía para padres 3 estrategias para ayudar a tu hijo a triunfar en matemáticas.


Las condiciones que no puede faltar a la hora de hacer tareas:

  • Un espacio tranquilo

  • Contar con todos los útiles y materiales de trabajo necesarios

  • Iluminación correcta

  • Mesa y silla apropiada

  • Agenda con las tareas del día

Referencia: Rosa Jové. 2017. Ni rabietas ni conflictos. 9na edición. Editorial La Esfera


Si quieres ayuda profesional de nuestros servicio de asesoría o contratar un tutor para tu hijo/a, haz click AQUI o conozca primero nuestro método innovador de tutoría aquí


#educación #tutoría #claseonline #elmejortutor

Si te gustó este artículo también te podría interesar: El poder de la creatividad: Ayuda a tu hijo a mejorar su aprendizaje y a resolver problemas. ¿Cómo motivar a mi hijo para hacer tareas?

Para más tips, síguenos en Tiktok, Facebook, Instagram como @logicoo.tutoring

bottom of page